Última actualización:

QUÉ ES LA DOMÓTICA, CÓMO FUNCIONA Y COMO INSTALAR DOMÓTICA EN CASA

Un hogar inteligente, eficaz y más seguro

La tecnología nos rodea, no hay duda, y cada vez es más común encontrarla en elementos donde antes era impensable. Bombillas inteligentes, persianas que pueden controlarse desde el móvil, sensores de todo tipo que nos avisan de cualquier incidencia y monitorizan nuestra casa en tiempo real, Alexa, Google Home, Apple Homekit y un largo etcétera. Parece que han venido para quedarse, así que vamos a intentar arrojar un poco de luz sobre muchos de esos conceptos y ver cómo nos pueden ayudar en nuestro día a día. No sé si nuestra casa será más inteligente, pero es sencillo convertirla en más eficaz y segura.

Ya hemos hablado de las bombillas inteligentes wifi, y en breve publicaremos más artículos sobre diferentes dispositivos orientados al internet de las cosas (IOT), así que a continuación vamos a explicar qué es exactamente la domótica, sus características y aplicaciones y cómo hacer de nuestra casa una casa inteligente.

Domótica

QUÉ ES LA DOMÓTICA O INTERNET DE LAS COSAS (IOT)

La domótica es la tecnología que permite la comunicación entre un usuario y un sistema de objetos conectados en la vivienda. El sistema domótico recoge la información de los objetos conectados y la procesa con un determinado fin: automatizar procesos, ejecutar acciones en función de los valores obtenidos, emitir órdenes a los «actuadores» o salidas, etc. Por ejemplo: un sensor de temperatura recoge que la temperatura de una habitación ha bajado por debajo de los 15 grados y, mediante una acción preconfigurada por el usuario, enciende la calefacción para mantener esta temperatura estable entre los 15 y los 20 grados.

En consecuencia, la domótica consta de hardware (la parte «física») y de software (la parte «lógica» – los programas que gestionan toda la información -), y generalmente, suele ser muy modular. Así, es posible crear un entorno básico con una central y unos cuantos sensores, e ir ampliando después con más objectos conectados con diferentes funcionalidades.

En general, y aplicable a casi todo lo que vamos a hablar en este artículo, hay dos tipos de dispositivos inteligentes en lo que respecta a su conectividad: los que necesitan una centralita (a partir de ahora la llamaremos hub) y los que son autónomos y no necesitan de ésta. Aunque generalmente hablaremos de los del primer tipo por ser los más habituales, es fundamental conocer esto a la hora de comprar nuevos dispositivos, así que como saber la compatibilidad de los mismos con nuestra centralita (hub) en el caso de que hayamos elegido este tipo.

CARACTERÍSTICAS Y APLICACIONES DE LA DOMÓTICA

domóticaLas ventajas y aplicaciones que ofrece la domótica son innumerables así como sus posibilidades. Así, podemos hablar de programación y ahorro energético, seguridad, confort, comunicaciones, gestión remota entre otras muchas. Además, la propia naturaleza de esta tecnología hace que sea posible ir ampliando estos campos en un futuro y contar con nuevas solucionas que probablemente hoy ni se nos pasen por la cabeza.

¿Quieres poder controlar la altura de las persinas en función de la posición del sol en cada momento? ¿Activar una alarma en caso de detección de escape de gas? ¿Programar cada habitación con una climatización diferente? La domótica está aquí para hacerlo realidad.

CÓMO CONVERTIR MI HOGAR EN UNO INTELIGENTE

Cómo instalar domótica en casa es una de las primeras preguntas que puede venirnos a la cabeza. Primero, dos noticias tranquilizadoras: no necesitas hacer obra y tampoco te va a hacer falta cableado, al menos no necesariamente… ¡ventajas de las nuevas tecnologías!

Ya hemos comentado que una de las grandes ventajas de la domótica es que es completamente escalable. Eso quiere decir que podemos empezar por una inversión inicial relativamente baja e ir ampliando en la medida de nuestras necesidades.

En principio, lo ideal sería comprar e instalar primero la centralita, que pasará a ser el centro de nuestro sistema domótico, aunque también existen sistemas independientes que prescienden de la ésta (o la integran en el propio dispositivo inteligente). En cuanto a centralitas, existen bastantes modelos «estándar», como Alexa, Google Home o Apple Homekit de las que hablaremos más adelante, y también tenemos la posibilidad (si somos algo más manitas) de montar nuestro propio sistema de domótica con arduino o con raspberry pi, por ejemplo. Más trabajoso pero probablemente también más entretenido ;).

A partir de ahí, podemos empezar a añadir los módulos que más nos convengan y empezar a disfrutar de nuestro hogar inteligente una vez que hayamos configurado la aplicación correspondiente en nuestro móvil o tablet. Sencillo, ¿no?

Recomendamos comenzar por nuestro artículo sobre las mejores bombillas inteligentes wifi como punto de partida. En breve publicaremos más artículos sobre el mundo de la domótica hasta completar una guía que pueda servir para acercar este mundo a nuestras casas.